Viogaz. Maria Ines

Caso de éxito en Nambí de Nicoya, Guanacaste Finca liderada por mujer productora instaló biodigestor con sistema de crédito blando

Una plataforma de créditos blandos creada gracias a una alianza entre la empresa Viogaz y la organización Kiva (con sede en San Francisco, California, Estados Unidos) permitió que una finca dirigida por una mujer en Nambí de Nicoya (Guanacaste) use las excretas de 18 cerdos como materia prima para el funcionamiento de un biodigestor.

En la propiedad, de 3 hectáreas, funciona una porqueriza junto con la crianza de aves de corral y ganado vacuno; además, plantaciones de árboles de teca y de coyol.

La propietaria, María Inés Guevara, indicó que hace un año se integró al Programa de pequeños biodigestores Viogaz, y a  un plazo de 12 meses cancelando en en cuotas de USD 55 dólares al mes, pagó su biodigestor.

El portafolio de las condiciones de este instrumento financiero creado por Kiva, e implementado en Costa Rica por Viogaz como uno de sus socios regionales, permite ofrecer créditos para desarrollar pequeños y medianos biodigestores en un plan especialmente dirigido a productores que, por sus condiciones económicas, se encuentran imposibilitados de acceder a las fuentes de financiamiento tradicionales o carecen de posibilidad de comprar el biodigestor en efectivo.

El plan crediticio se enmarca en el Programa de Pequeños Biodigestores de Viogaz como una alternativa dirigida a brindarle soporte y facilidades a los productores de ganado, que buscan una solución integral para el manejo de las excretas generadas en la operación diaria de las fincas, disminuir olores y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Kiva es una organización que desarrolló una plataforma, que permite prestar dinero a pequeñas empresas o emprendedores de países en vías de desarrollo a través un financiamiento colectivo, o sea que miles de personas en el punto prestan dinero para una buena causa. Es una organización sin ánimo de lucro, establecida en San Francisco (California). Con Viogaz, el monto máximo de los préstamos asciende a $ 2 500 dólares en forma de biodigestor.

Resultados a la vista

La productora Guevara indicó que las excretas de los 18 cerdos permitió desarrollar un biodigestor Viogaz modelo V4, de 4 metros cúbicos de capacidad,

“Pudimos encontrar un uso provechoso para los desechos de los cerdos con la generación del gas para cocinar, aparte de que se eliminaron los malos olores. Incluso debido a los buenos resultados ya estamos pensando que en el futuro se puede usar este recurso para iluminar un gallinero aparte de tener calor para los lechones y mejorar la reproducción”, señaló Guevara.

En la actualidad el trabajo de Kiva está presente en 86 países del mundo con una tasa de cumplimiento de quienes recibieron los créditos de un 97,1%, colocando a la fecha más de 1 billón de dólares en créditos.

La instalación del biodigestor y el soporte técnico está a cargo de Viogaz, empresa que ha instalado más de 300 biodigestores, con oficinas en Costa Rica y Nicaragua, y biodigestores en muchos otros países. Ahora con nuevos esquemas de compra de biodigestores, cada vez más accesibles para el pequeño y grande productor.

“Para obtener acceso al financiamiento, la persona debe contactarnos y  solicitar el ingreso al programa. Una vez cumplido ese paso se realiza un diagnostico técnico y socio económico. Luego se sube el perfil de la persona a la página web de Kiva para ser fondeado. Una vez financiado, Viogaz se encarga de entregar e instalar el biodigestor y capacitar al usuario en la operación y mantenimiento”, explicó Joaquín Viquez, Gerente de Viogaz.

Según explicó el Gerente de Viogaz en la actualidad se han desarrollado 18 proyectos de biodigestores con créditos de Kiva en San Ramón de Alajuela, Copey de Dota, Turrúcares de Alajuela Cartago, Pérez Zeledón y Guapiles. De ese total 7 están liderados por mujeres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *