DIABETES TIPO 2: CIRUGÍA BARIÁTRICA Y MEDICAMENTOS SON LOS TRATAMIENTOS MÁS EFECTIVOS

El departamento de Epidemiología en 2015 publicó un informe en el que se registraban 27 mil 513 casos nuevos de diabetes hasta mayo de ese año. En el 2008 la tasa era de 347 personas con diabetes por cada cien mil habitantes y para el año 2015 el número subió a 627 pacientes por cada cien mil. Se estima que para el 2020 serán 1,093 enfermos de diabetes por cada cien mil personas.

En el 2015 también se registró que Guatemala y Petén son los dos departamentos con mayor prevalencia a esta enfermedad; en la ciudad capital se registraron 2,612 y en Petén había 660 enfermos por cada cien mil habitantes.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud en el que se crearon perfiles de los países para la diabetes en 2016, esta enfermedad representa el 5% del total de las muertes anuales en el país. Se estima que ese año 750 hombres y 890 en mujeres de 30 a 69 años murieron a causa de esta enfermedad. El estudio fue realizado en un grupo de ingresos medianos bajos.

Diagnosticar la diabetes a tiempo es difícil hasta que se presentan las complicaciones. Por eso, es muy importante reconocer los signos de alarma para seguir un eficaz tratamiento. Algunos de los síntomas más comunes son: micción, sed frecuente, aumento de apetito, fatiga, infecciones recurrentes, hormigueo en las extremidades, visión borrosa y heridas lentas en cicatrizar.

El Dr. Raul Rosenthal, cirujano bariátrico y director del Instituto Bariátrico y Metabólico de Cleveland Clinic Florida, indicó que aproximadamente la mitad de los diabéticos de tipo 2 son obesos y la mejor opción para manejar esta enfermedad es con un tratamiento multidisciplinario. Esto incluye la ayuda de endocrinólogos, enfermeras de diabetes, nutricionistas, así como especialistas de otras ramas.

“El primer paso en el tratamiento consiste en las modificaciones del estilo de vida, dieta y ejercicio, con una gran pérdida de peso. Cuando la pérdida de peso no se logra mediante estos esfuerzos entonces se inicia la medicación. La primera línea de tratamiento son los medicamentos orales, la terapia con insulina generalmente se agrega más tarde, a menos que el paciente tenga muchos síntomas y los niveles de glucosa en la sangre sean débilmente controlados con medicación oral”, señaló el cirujano bariátrico de Cleveland Clinic Florida.

Por otro lado, el Dr. Rosenthal comentó sobre un reciente estudio de Cleveland Clinic el cual mostró que la combinación entre la cirugía bariátrica (procedimientos quirúrgicos para tratar la obesidad) y la medicación son más efectivos en mejorar los niveles de azúcar en los pacientes diabéticos, que solo con medicamentos.

En ese sentido, Cleveland Clinic Florida ha creado el Instituto Bariátrico y Metabólico, un programa de pérdida de peso quirúrgico todo incluido que combina las habilidades clínicas y el apoyo al paciente, brindando un tratamiento completo.

“Nuestros cirujanos están altamente capacitados en cirugía bariátrica y metabólica mínimamente invasiva, utilizando pequeñas técnicas de incisión siempre que sea posible. Esto reduce el riesgo de complicaciones y generalmente da como resultado una recuperación más rápida, con menos dolor e incomodidad que una cirugía tradicional”, finalizó el especialista.