IMG_4736

LA NUEVA TECNOLOGÍA LIDAR REVOLUCIONA LA ARQUEOLOGÍA MAYA

La nueva tecnología LiDAR (Light Detection And Ranging – detección por luz y distancia) a base de rayos láser que penetran el manto forestal está revelando por primera vez docenas de antiguas ciudades Mayas en la selva del Petén, revolucionando la manera en que la arqueología ha visto el urbanismo, la agricultura y la guerra de esa civilización.

Un equipo de arqueólogos de instituciones estadounidenses, europeas y guatemaltecas, entre ellas el Ministerio de Cultura y Deportes, están colaborando con la Fundación PACUNAM (Patrimonio Cultural y Natural Maya), una organización filantrópica nacional enfocada en la preservación del patrimonio cultural y natural, con el fin de realizar un mapa con tecnología LiDAR de un área de 2,100 kilómetros cuadrados en la Reserva Biosfera Maya, en el norte de Petén. La INICIATIVA LIDAR PACUNAM (PLI, por sus siglas en inglés) es el proyecto más grande en la historia de la arqueología Maya y Mesoamericana de este tipo.
La tecnología LIDAR está a la vanguardia de la arqueología moderna por su capacidad de penetrar el manto forestal tropical y crear mapas muy detallados de la superficie de la tierra.

En condiciones ideales, estos mapas de alta resolución pueden revelar cambios imperceptibles en el terreno, permitiendo la identificación de rasgos hechos por el hombre como muros, caminos, y edificios.

El equipo de investigadores pudo recolectar datos LiDAR de nueve áreas actualmente estudiadas por proyectos financiados por la Fundación PACUNAM: El Zotz, La Corona-Achiotal, Holmul, Naachtun, Uaxactun, Xultun-San Bartolo, Tikal, El Perú-Waka y El Tintal.

Cada una de las áreas incluye zonas que previamente habían sido tanto reconocidas y excavadas, como completamente desconocidas por arqueólogos. El Doctor Francisco Estrada-Belli de la Universidad de Tulane de Nueva Orleans y director del Proyecto Holmul afirmó que los miembros del equipo pudieron hacer descubrimientos inmediatos al ver los datos
LiDAR, observando nuevos centros urbanos desconocidos con grandes plazas y pirámides, lo cual hubiera tomado años en realizarse con métodos tradicionales.

“Vistas como un todo, terrazas y campos de cultivos con canales de riego, aguadas, sitios fortificados y grandes calzadas revelan modificaciones al paisaje natural hechos por los Mayas en una escala previamenteinimaginable”, dijo Estrada-Belli.

Las imágenes LiDAR son tan detalladas, que muchos rasgos pequeños que no habían sido detectados con métodos de reconocimiento tradicionales debido a la espesa vegetación, ahora se pueden distinguir claramente. Por otro lado, rasgos de dimensiones más grandes, que abarcan cientos de metros, como algunas calzadas o terrazas, son difíciles de detectar en reconocimiento de campo pero también se vuelven claramente visibles en las superficies LiDAR.

El Dr. Marcello A. Canuto, director de Middle American Research Institute (MARI) de la Universididad de Tulane, y co-director del Proyecto La Corona, expresó: “Parece claro ahora que los mayas transformaron su medio ambiente en gran escala con el fin de hacerlo más productivo para la agricultura. Como resultado, parece probable que esta región estuviera mucho más densamente poblada de lo que tradicionalmente
pensábamos”.

Más de 60,000 estructuras individuales fueron identificadas por este proyecto LiDAR, entre ellas se cuentan viviendas, grandes palacios de la realeza y pirámides. Se descubrieron cuatro grandes centros ceremoniales a lo largo de todo el muestreo. Una pirámide de 30 metros de altura, previamente identificada como cerro natural, fue detectada en el centro de Tikal, una de las más investigadas entre todas las ciudades mayas.

Con los datos arrojados por la nueva tecnología, se tienen las bases para creer que Tikal fue una ciudad mucho más grande de lo que se estimaba anteriormente. En otros casos, como por ejemplo en El Palmar, el centro urbano conocido resultó ser 40 veces más grande que como se mostraban en los mapas existentes, incluyendo varios complejos monumentales que previamente se creía eran sitios separados.

Los datos LiDAR demuestran una densidad de asentamientos en las tierras bajas mayas que sobrepasa cualquier estimación demográfica previa para las épocas Preclásica (1000 a.C. – 300 d.C.) y Clásica (300-900 d.C.). Si bien hay mucha variación a nivel regional, el LiDAR sugiere que en la época de auge las tierras bajas mayas pudo haber habido alrededor de unos 10 millones habitantes, una población mucho mayor que cualquier estimación anterior.

Los campos de cultivo intensivos ocupaban toda área elevada alrededor de los centros urbanos, hasta un 95% de toda la tierra disponible en algunos casos. Además, amplias áreas de los humedales fueron convertidos en campos de cultivo gracias a redes de canales de drenaje.

El Dr. Thomas Garrison, profesor del Ithaca College y co-director del Proyecto El Zotz, también notó que “las guerras mayas han sido tema de investigación durante décadas, a menudo centrándose en el colapso de los sitios de la época Clásica”. Sin embargo, ahora que estos nuevos datos están disponibles, señaló que “el LiDAR revela la manifestación física de estos conflictos pasados en una manera que demuestra que fueron un factor determinante de la antigua cultura maya, y probablemente configuraron el surgimiento y desarrollo de algunas de sus ciudades más grandiosas”.

La tecnología LiDAR está ofreciendo a los arqueólogos una perspectiva totalmente nueva sobre la escala e intensidad de la agricultura, demografía, interconectividad y guerras mayas. Los investigadores confían en que en la medida en que se realicen más reconocimientos LiDAR, serán descubiertas más características inesperadas como las anteriores, mostrando que los mayas construyeron una de las civilizaciones más complejas y sofisticadas de la historia mundial. Los mapas LiDAR también ayudarán a monitorear las condiciones ambientales y la reciente deforestación ilegal en el Parque Nacional Laguna del Tigre y son una herramienta importante para estimar los inventarios de carbono de los bosques de esta región, contribuyendo a la Estrategia Nacional de Cambio Climático.

Entre los hallazgos arqueológicos claves revelados por el estudio de PACUNAM se encuentran:

  • Sistema masivo de calzadas en toda la región de tierras bajas del sur muestreada. A diferencia de lo que
    se creía, no solo un pequeño número de sitios fueron conectados por calzadas, sino que, como
    muestran los datos de LiDAR, muchos centros tenían caminos que conectaban con santuarios vecinos u
    otros sitios.
  • Una gran cantidad de características construidas por el hombre y relacionadas con la producción agrícola. En algunas áreas, los mayas manipularon el flujo del agua y mitigaron la erosión, guiando el agua de lluvia hacia las tierras fértiles con redes de canales que a veces se extendían por áreas de hasta 3 kilómetros cuadrados. Varios sistemas de campos drenados se extendían por más de 20 kilómetros a lo largo de los humedales de Holmul. En los terrenos elevados, extensas áreas de muros de piedra
    podría relacionarse a los cultivos intensivos y a la arboricultura. Estos rasgos son testimonio de la gran sofisticación e inversión de los mayas en sistemas agrícolas sostenibles.
  • Rasgos defensivos rodeaban muchos más sitios del período Preclásico y Clásico de lo que se pensaba anteriormente. Se descubrió un importante sistema de fortificaciones cerca del sitio clásico de El Zotz, ciudad vecina de Tikal. Múltiples murallas rodeaban las laderas de los cerros y las calzadas conectaban una serie de torres de avistamiento a lo largo de una serranía de 10 kms. de longitud. Los datos LiDAR no dejan ninguna duda de que la función del sistema de foso y muralla de 14 kms. de longitud que rodea la
    ciudad de Tikal fue construida para protegerla de invasores. La frecuencia y escala de tales fortificaciones es inesperada y seguramente se incrementará en la medida que LiDAR muestre nuevas áreas.

La historia de cómo este grupo de científicos está revolucionando muchas teorías sobre los mayas antiguos se presentará por primera vez en el documental “Tesoros Perdidos de los Mayas” un reportaje especial de arqueología en acción en el cual se revela la civilización maya a una escala y con una sofisticación sin precedentes.

El estreno en Guatemala de este documental en National Geographic será el 11 de febrero de
2018 a las 8pm. El Ministerio de Cultura y Deportes, a través de su Ministro José Luis Chea Urruela, se complace en formar parte del equipo que ha trabajado en la develación de hallazgos arqueológicos, apoyados con la tecnología LiDAR que PACUNAM promueve acertadamente junto con universidades y centros de investigación extranjeros. Por medio de las gestiones institucionales, apoyo técnico y profesional, el Ministerio reafirma su
compromiso en colaborar, junto con PACUNAM, en la preservación del patrimonio cultural maya.

El titular de la cartera indicó: “Reconozco la labor de PACUNAM y la implementación de tecnología de punta para conocer aún más sobre los mayas. Como entidad gubernamental, valoramos el interés de National Geographic en divulgar las investigaciones que dan a conocer nuevos hallazgos de esta civilización.

Continuaremos con los esfuerzos necesarios para que este legado se preserve a las futuras generaciones”.

Por su parte, el director general del Instituto Guatemalteco de Turismo, Jorge Mario Chajón, expresó: “Los hallazgos revelados de la selva guatemalteca realizado por LiDAR, son el resultado de un loable esfuerzo de PACUNAM. Por ello, en INGUAT hemos dado todo el apoyo posible a esta iniciativa que a partir de hoy nos permitirá conocer ciudades desconocidas y más de 60,000 estructuras hechas por el hombre, que confirman que la civilización maya era mucho más grande de lo que creíamos. Estos hallazgos reafirman que
Guatemala es el corazón del mundo maya. A través de la difusión que estos tesoros perdidos de los mayas tendrán a través de National Geographic, el mundo podrá conocer aún más sobre la civilización maya. Como institución, estamos preparados para promover aún más la riqueza cultural del país y recibir a los turistas que quieran conocerla”.

El director de INGUAT agregó: “Agradecemos y reconocemos el esfuerzo de PACUNAM, de los arqueólogos involucrados en este proyecto y también a National Geographic por la difusión que hará de estos hallazgos”.

La INICIATIVA LiDAR PACUNAM es un consorcio internacional de arqueólogos y científicos de disciplinas relacionadas a la arqueología, estructurado y financiado por Fundación PACUNAM. Forman parte de dicho consorcio, los proyectos arqueológicos dirigidos por: Marcello A. Canuto y Tomás Barrientos (Proyecto Regional La Corona), Thomas Garrison y Yeny Castillo (Proyecto Arqueológico El Zotz), Francisco Estrada-Belli (Proyecto Arqueológico Holmul), Philippe Nondedeo y Lilian Garrido (Proyecto Arqueológico Naachtun), Milan Kováč y Sandra Ventura (Proyecto Arqueológico Regional Uaxactun), Mary Jane Acuña y Varinia
Matute (Proyecto Arqueológico El Tintal) y Damien Marken (Proyecto Arqueológico El Perú-Waka).

LOS INVESTIGADORES:

Marcello A. Canuto es director del Middle American Research Institute (MARI) y profesor en el
Departamento de Antropología de la Universidad de Tulane. Cuenta con tres décadas de experiencia de campo en la arqueología maya realizando investigaciones a lo largo de la zona maya. Enfocándose en la arqueología de asentamiento, ha sido codirector de un proyecto de investigación interdisciplinaria en al sitio maya de La Corona, en el norte de Petén, Guatemala.

Thomas Garrison es profesor asistente en el Departamento de Antropología en Ithaca College. Tiene dos décadas de experiencia de campo en arqueología maya, realizando investigaciones en Guatemala, México, Belice y Honduras. Experto en la aplicación de tecnologías digitales al registro arqueológico, desde 2012 dirigió un importante proyecto regional enfocado en el antiguo reino maya de El Zotz en Guatemala.

Francisco Estrada-Belli es profesor asistente de investigación en la Universidad de Tulane y director del Proyecto Arqueológico Holmul desde el año 2000. Se especializa en el uso de sistemas de información geográfica y detección remota en arqueología y en la civilización Maya temprana. Es un explorador de National Geographic y el autor del libro “La primera civilización maya. Ritual y poder antes del período Clásico “(Routledge, 2011).

La Fundación PACUNAM (Patrimonio Cultural y Natural Maya) fue fundada en 2006 en Guatemala como una organización sin fines de lucro dedicada a fomentar la investigación científica, conservación y desarrollo sostenible de recursos culturales y naturales en la Reserva de la Biosfera Maya, un área protegida de más de 21,000 km2 en el norte de Guatemala. El financiamiento de PACUNAM proviene de instituciones guatemaltecas que incluyen Cervecería Centroamericana, Grupo Campollo, Cementos Progreso, Blue Oil,
Banco Industrial y ASAZGUA (Asociación de Azucareros de Guatemala), entre otras; así como donantes internacionales, incluyendo Hitz Foundation.

El National Center for Airborne Laser Mapping es un centro de investigación operado conjuntamente por la Universidad de Houston y la Universidad de California, Berkeley. Su misión es apoyar el uso de la tecnología de mapeo láser aerotransportado y otras tecnologías de teledetección para la comunidad científica. Desde 2009 NCALM ha usado LiDAR aerotransportado para realizar mapas de mas de 6500 km2 en Mexico y America Central para mas de 20 proyectos arqueológicos distintos. NCALM es el proveedor de tecnología
LiDAR de la INICIATIVA LiDAR PACUNAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *