Panasonic apunta a conseguir un Record Guinnes por la pantalla más grande del mundo con su TV LED de 2,852 pulgadas

 

Panasonic realizó la presentación de la pantalla LED más grande del mundo la cual se encuentra en la pista de carreras automovilísticas de Texas Motor Speedway y cuenta con 2,852 pulgadas.

La TV de 200 pies de largo por 80 de alto           (60,9 x 24,3 metros) se utilizará durante eventos seleccionados en el circuito de Texas.

Esta pantalla de video HD 720p fue desarrollada utilizando una fuerza laboral de 57 trabajadores y 11 mil horas hombre para la construcción de un estructura que tiene un peso aproximado de 332.5 toneladas,  formada  por 158 paneles y nueve millones de lámparas LED.

La pantalla HD lleva por nombre Big Hoss, y es más larga que el avión Boeing 767-400ER (el más grande de su línea), además de almacenar 1,917 metros cuadrados de LED capaces de transmitir 281 billones de colores en 4.8 millones de pixeles. Su rango de visión es de 140 grados, y tiene integrado un centro de control que requiere de 5 personas para operarse. La misma será verificada por un representante del Libro Guinness de los Récords para posicionarse como el más grande del mundo.

Como está a la intemperie, la pantalla necesita ser resistente. Se estima que esta pantalla será capaz de soportar vientos de hasta 193 km/h, así como el impacto de objetos, como granizo.

“Big Hoss TV” entrará oficialmente en el libro de Records Mundiales Guinnes el 6 de Abril durante la carrera Duck Commander 500.

Los fanáticos podrán disfrutar de una imagen clara desde cualquiera de los 128,655 asientos en la pista. El contenido será brindado gracias a las 19 cámaras de trasmisión en la pista, con acciones en vivo, repeticiones, datos de las carreras y los pilotos, entretenimiento interactivo y más.

“Verás las repeticiones. Verás el acercamiento, los tiros ajustados. Los fans no se perderán de nada. Es la comodidad definitiva. Tener la pantalla más grande del mundo es una de esas historias tipo ‘todo es más grande en Texas’, a la cual pertenecemos orgullosamente”, dijo Eddie Gossange, presidente del Texas Motor Speedway.