Bioland 2

Productos naturales y orgánicos para el cuidado personal llegan a Guatemala7

  • La empresa BioLand introduce al país tres líneas de productos para el cuidado de la piel y el cabello 100% orgánicos, bajo la visión de proteger el planeta y cuidar la salud de las personas

Por décima segunda ocasión, la Asociación de Gerentes de Guatemala (AGG) celebrará el próximo miércoles 15 de noviembre al “Gerente del Año 2017”, con el fin de reconocer el emprendimiento empresarial y social de personas que han sabido convertir en realidades sus ideas creativas.

Desde 2005, la AGG galardona a los gerentes guatemaltecos que han sabido concretar sus ideas en negocios fructíferos que contribuyen al país. Los parámetros de selección de nominados de la AGG son con base en la trayectoria de vida profesional y empresarial de las personas. Dependiendo de la categoría, se reconoce el liderazgo, la actitud emprendedora, el alcance de la empresa, la originalidad, la edad, la gestión global por mencionar algunos.

La premiación de gerentes se divide en cuatro categorías: Expansión, Creatividad e Innovación, Gerente Joven y Gerente del Año.

    • La línea Vegetus cuenta con productos para la limpieza de la piel, como jabones en barra, geles de baño y jabones líquidos para manos. Todos ellos desarrollados con ingredientes 100% de origen vegetal, aceites, extractos botánicos e infusiones. La empresa BioLand, dedicada al desarrollo de productos de cuidado personal de forma natural y orgánica, llega a Guatemala con sus tres líneas de productos Organics, Dermia y Vegetus. Cada una de ellas ofrece a los guatemaltecos productos fabricados con alta tecnología para lograr una máxima efectividad, sin el empleo de petroquímicos ni derivados animales.

      Conscientes que el mundo actual cuenta con una acelerada contaminación y destrucción del medio ambiente causada, en su mayoría, por la estructura de consumo de los seres humanos; BioLand introduce un concepto renovado que brinda a los guatemaltecos las ventajas reales de sus productos, revolucionado así la industria convencional de productos de cuidado personal.  

      Las ventajas que otorgan van desde la fabricación con materias primas sanas y amigables con la naturaleza, que cuentan con certificaciones que garantizan ser 100% orgánicos, hasta la sustitución de productos que son considerados dañinos o son cuestionados, por productos que sí favorecen la salud de las personas y su entorno.

      “Creemos que la entrada de BioLand a Guatemala marcará un cambio para los guatemaltecos que diariamente consumen productos de cuidado personal y que se identifican con nuestra esencia y espíritu, pues se convierten en los impulsores de una corriente de consumo más honesta y actualizada con la realidad actual de nuestro planeta”, comentó Alejandro Pérez, Gerente de BioLand Guatemala.

      La tres líneas de productos que traen al país son cristalinos, abonando a la piel nutrientes vivos y sabiduría ancestral. Todas están disponibles en distintos puntos de venta en el país.

      • La línea Organics ofrece productos para el cuidado capilar, desde shampoo, acondicionador, 2 en 1, cremas y geles fijadores.  Así como cremas de peinar, tratamientos y aceites ligeros y densos, fabricados con compuestos nutricionales ultra concentrados con activos botánicos e ingredientes orgánicos.
      • Dermia es la línea dedicada al cuidado de la piel del rostro que ofrece productos faciales para la limpieza, exfoliación, desintoxicación, humectación y prevención. Además de contar con artículos puntuales para la línea de expresión y acné.  Esta gama productos maximiza la utilidad de elementos botánicos orgánicos frescos como el Aloe, hierbas, raíces y frutos, junto a vitaminas y ácidos de origen vegetal. 

    “La visión principal de nuestra empresa es una Tierra llena de vida, pues somos uno con nuestro cuerpo, nuestra consciencia y nuestro planeta”, expresó Jorge Gallesese, Gerente de Innovación y Desarrollo de BioLand.

    BioLand nace en Costa Rica en el año 1982 bajo el compromiso real de trabajar por una tierra llena de vida y contribuir a un mundo con un futuro más sano y solidario.  Esto lo logra al promover una agricultura biológica u orgánica, rescatando prácticas industriales naturales y tradicionales, así como empleando procedimientos comerciales más limpios, ecológicos y respetuosos del medio ambiente y la salud de las personas.