Seis cultivos abarcan el 30% del territorio nacional

  • Expertos internacionales analizarán el impacto del cultivo del café, pastos, hortalizas, piña, banano y palma en el uso de este recurso. Evento se realizará del 25 al 27 de octubre en el  Hotel Crowne Plaza Corobicí.

Los cultivos de café, pastos, hortalizas, piña, banano y palma ocupan un 30% del área total del territorio nacional según estimaciones de la Asociación Costarricense de la Ciencia del Suelo (ACCS).

De acuerdo con esa organización ese porcentaje equivale a 1,5 millones de hectáreas ligadas a esas actividades agrícolas.

Los temas relacionados con el uso de los suelos ticos y los efectos en sectores como la agricultura y la minería –entre otros- serán analizados entre el 25 y 27 de octubre en la edición IX del Congreso Nacional de Suelos que se realizará en el Hotel Crowne Plaza Corocibí.

El evento, organizado por la ACCS, reunirá a expertos de Brasil, Bolivia, Venezuela, Chile y Costa Rica. Además de la ACCS el evento tiene el apoyo del Instituto Nacional de Innovación y Transferencia Agropecuaria (INTA), la Alianza Mundial por el Suelo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), el Centro de Investigaciones Agronómicas de la Universidad de Costa Rica y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura.

Trabajo previo

Las actividades para la preparación del IX Congreso Nacional de Suelos comenzaron en marzo de este año con un Taller Participativo en que 50 especialistas en los mencionados cultivos escogieron las prácticas agrícolas más urgentes que se deben  implementar en cada uno de los seis cultivos.

La agenda del Congreso abacará temas como: Las 10 amenazas que sufren los suelos y las prácticas que existen para contrarrestarlas“, “El uso de drones para el manejo de suelos”, “La agricultura de precisión” y “Los efectos de la erosión sobre el recurso hídrico”, entre otros temas.

Floria Bertsch, Presidenta de la ACCS, indicó que el encuentro -denominado El futuro de los suelos agrícolas en nuestras manos”– reunirá a todos los “involucrados en la producción; a saber, sueleros, agrónomos con experiencia, académicos investigadores, cámaras, corporaciones o institutos que agrupan a los miembros de cada sector agrícola para realizar un análisis y discusión de aquellas prácticas de manejo, conservación y mejoramiento de suelos prioritarias.

“La amenaza más importante más mencionada en el Taller preparatorio se refería al agua del suelo, tanto por el mal drenaje como por la sequía. La influencia de un cambio climático poco predecible y poco comprendido por la agricultura actual parece estar incidiendo fuertemente en el manejo de los suelos costarricenses. Finalmente, la disminución de la biodiversidad en los suelos costarricenses largamente sometidos a la producción de algún monocultivo resulta una preocupación que merece ser atendida”, añadió Bertsch.

Según la FAO cerca del 33 por ciento de los suelos se encuentra moderada a altamente degradado debido a la erosión, por agotamiento de los nutrientes, acidificación, salinización, compactación y contaminación química. Además, en  “América Latina, se estima que los suelos potenciales naturales para la agricultura intensiva ocupan sólo el 25 por ciento del continente. Sin embargo, la degradación del suelo es un desafío importante en la región” (http://www.fao.org/news/story/es/item/239740/icode/).